Tiempo de Cambios en Vinos para Compartir

Hace ya más de cinco años que empecé a escribir este blog, sin más ánimo que compartir mis experiencias y mi pasión por el mundo del vino. Han sido ciento cuarenta entradas en tres períodos separados por espacios vacíos. De las tres fases de este cuaderno, esta tercera ha sido la más continua y prolífica. Nada menos que un año seguido, finalizando con dos meses en los que la media se ha acercado a las dos entradas semanales. No voy a fardar mucho, porque la verdad es que las entradas de Vinos para Compartir las leen un número de personas en una franja que va entre las quinientas y las dos mil, y ell número de suscriptores está en veintiocho personas. Como verás, no puedo fardar mucho de “influencer”.

Si algún bloguero o alguien que se exprese en los medios sociales me dijera que se encuentra completamente realizado con escribir sus entradas y que no le importa que le lean o no, la mandíbula inferior me llegaría al suelo. Estaría convencido, además, de que no tiene mucha audiencia y de que no iba a durar mucho en este mundillo. A mi, desde luego, no me gusta hablar solo, soy así de rarito. Aunque tampoco me importa tanto como para hacer tonterías, como alguna bloguera que conozco, o para traicionar mis principios. Me encanta que cuando escribo algo refleje de forma exacta lo que pienso, y espero que así lo transmita en mis entradas.

El hecho es que me encanta escribir, me encanta el mundo del vino, creo que tengo algo que aportar, invierto mucho tiempo y algo de dinero en mi formación y quiero seguir escribiendo. Sin embargo, creo que debo hacerlo centrándome un poco más y dirigiéndome a un sector de personas más concreto. Me encanta la formación y creo que podría ayudar a que los que creen que el mundo del vino está reservado a élites con conocimientos extraordinarios, se acerquen a este mundillo apasionante y al que no es nada difícil acceder. En el ambiente universitario he organizado cursillos de iniciación con muy buenos resultados. De hecho, ellos son el grueso de mis suscriptores. Creo que en esa dirección es en la que debo moverme al iniciar este, mi nuevo proyecto.

Ya me imagino a los pro’s afilando los cuchillos, argumentando mi falta de titulación. A ellos les diría que probablemente dedico más tiempo a formación que la mayoría de ellos. Especialmente a los conocimientos que pueden interesar a una persona que pretende disfrutar del mundo del vino como aficionado y probablemente nunca vaya a elaborar uno. A las personas a las que saber que el etanoato de isopentilo es el que da aromas de plátano les deja fríos, pero puede interesarles porqué es bueno que entre los aromas del vino haya fruta o flores, o porqué un vino de menos de tres euros hay que probarlo con precauciones.

Creo que me conozco lo suficiente para empezar este nuevo proyecto con ciertas garantías. En mi favor creo que puedo contar que no comunico mal, la media de más de dos minutos de permanencia en el cuaderno de las personas que entran creo que son una buena referencia. Vinos para Compartir lo comencé sin ningún tipo de conocimiento previo y ahora me estoy formando para saber qué es lo que puede interesar a las personas que me leéis. El campo para la mejora es muy amplio.

En este nuevo proyecto estoy considerando escribir entradas de tres tipos principalmente: entradas sobre conocimientos básicos sobre elaboración, introducción a la cata, desmontaje de prejuicios, variedades, etc; entradas sobre un vino y su bodega, de un modo que cualquiera lo pueda entender, sugiriendo maridajes, informando de donde se puede conseguir y rango de precios, ocasiones en las que el vino podría ser apropiado y, por último, un cajón desastre en el que se incluirían visitas a ferias, muestras y otros temas. La idea inicial es que el punto fuerte sea el de formación en detrimento de ferias, muestras y catas dirigidas, que han sido principalmente los temas de Vinos para Compartir.

Pretendo que a medio plazo haya también una sección de podcasts. Lo del YouTube lo descarto, créeme es por tu bien, no soy muy guapo ni muy simpático. Para los vídeos te recomiendo encarecidamente Colectivo Decantado. Santi sabe muchísimo, es agraciado y lo hace muy bien. Absolutamente recomendable. Le tiene manía a los blogueros a los que se les escapa algunas veces la vena poética como a mí, pero nadie es perfecto.

El caso es que me gustaría contar contigo para empezar con buen pie este nuevo proyecto y me gustaría que propusieras:

– Nombre del nuevo portal.
– Secciones que te gustaría que hubiera.
– Temas que no he considerado y que te interesan.

También es válida la opción “te has esforzado, es mejor que descanses”. Si esta es la opción ganadora, el premio se sorteará entre los que la propongáis y yo me iré a llorar por las esquinas.

Para animar la participación he pensado en organizar un concurso en el que se premiará con una botella del alvariño portugués Dorado Superior 2005, una auténtica delicia, a la persona que sugiera el nombre para el nuevo blog que más guste al equipo de catas de Vinos para Compartir (mi hija Belén y un servidor). La fecha tope es el 15 de mayo, y las propuestas deben dirigirse a vvidlan(at)gmail.com con el asunto “Concurso nuevo blog vinos”. Ye he recibido algunas sugerencias muy buenas, pero aún hay tiempo, de modo que ¡ánimo!

4 Comments

  1. No soy creativo y, además, estoy muy fuera de plazo luego no propondré nombre al blog. Las propuestas magníficas todas.
    Mi recomendación es que "sigas esforzándote y no me seas perezoso".
    ¡Adelante con la nueva "temporada"!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *