Abel Mendoza. Jarrarte 2013

El inicio de mi recorrido por los tempranillos riojanos está siendo de lo más prometedor, de esos que crean afición. Ha empezado por tintos potentes pero equilibrados, como Moraza y Malaspiedras, intensos, pero no exentos de frescura. El vino de la historia de hoy, sin embargo, destaca la elegancia como …